Si usted ha alcanzado los 60 años o más, comenzará a notar algunos signos y síntomas oculares relacionados con la edad y que pueden progresar hacia la pérdida visual. Es recomendable acudir a exámenes oftalmológicos regulares e iniciar un estilo de vida saludable para mantener sus ojos en buenas condiciones.

Muchas veces un dolor ocular repentino o visión borrosa pueden ser signos de alarma, que pueden terminar en pérdida de la visión. Nunca subestime visitar de inmediato a su oftalmólogo si usted experimenta alguno de estos signos o síntomas que indican emergencia médica:

  1. Puntos o moscas flotantes en su campo visual. Usualmente los puntos y moscas flotantes son debido a una condición relacionada con la edad llamada Desprendimiento del Vítreo Posterior. Esto ocurre cuando la gelatina dentro del ojo (el vítreo) se licuefacta y se separa de la retina posterior, donde ocurren los procesos visuales. Pero a veces, la aparición de puntos y moscas flotantes pueden ser el resultado de un desgarro o desprendimiento serio de la retina.

  2. Dolor ocular súbito, enrojecimiento, náuseas y vómito. Estos síntomas pueden significar un ataque agudo de Glaucoma de Ángulo Estrecho, el cual puede dañar permanentemente el nervio óptico del ojo. Se requiere de tratamiento inmediato para prevenir la pérdida visual definitiva.

  3. Pérdida gradual o súbita de la visión periférica, como si viera a través de un tubo. Esto puede sucederle cuando ha desarrollado Glaucoma y se ha producido daño del nervio óptico con posibilidad de ver sólo lo que esta frente a usted. Si no se trata a tiempo, la pérdida visual puede progresar rápidamente hasta dejarlo ciego.

  4. Pérdida gradual de la visión central y distorsión de las imágenes. Estos síntomas pueden estar causados por la Degeneración Macular Relacionada con la Edad (DMRE). En el pasado, no había tratamiento efectivo para la DMRE, pero ahora muchos medicamentos pueden frenar efectivamente la pérdida visual debido a la degeneración macular. Algunos tratamientos inclusive pueden ayudar a recuperar la visión perdida por la DMRE, siempre que se inicie a tiempo.

  5. Visión borrosa súbita en un ojo. Si se encuentra sobre los 60 años de edad, usted tiene posibilidades de desarrollar un Agujero Macular en la parte de la retina donde la agudeza visual es más nítida. Debido a que los Agujeros Maculares pueden empeorar y causar pérdida de la visión permanente, es importante visitar a su oftalmólogo para un diagnóstico y tratamiento temprano.

  6. Aparición de una cortina oscura estable en su campo visual. Esto puede estar causado por un Desprendimiento de Retina, que ocurre cuando la retina se separa de la capa subyacente nutritiva de vasos sanguíneos (la coroides). Si la retina no se pega en pocas horas mediante una técnica quirúrgica, la pérdida de la visión puede ser permanente.

  7. Puntos ciegos en el campo visual, acompañados de cuerpos flotantes y visión borrosa inexplicable. Si usted tiene Diabetes Mellitus, éstos problemas visuales pueden ser ocasionados por una Retinopatía Diabética. Un examen oftalmológico regular es esencial para diabéticos, sobre todo si usted tiene 60 años o más. Evaluando la condición de su retina, su oftalmólogo puede obtener información valiosa sobre su estado general, severidad de la diabetes y efectividad del tratamiento.

  8. Visión borrosa y nublada, con pérdida de la brillantez de los colores. Estos cambios visuales pueden producirse por la aparición de Catarata, que tiende a empeorar la calidad visual progresivamente y no es considerada una emergencia médica. Sin embargo, a medida que el cristalino natural se va empañando con el paso de los años, usted puede volverse ciego si no se somete a una cirugía de catarata que reemplace su cristalino opaco por un lente intraocular artificial. Si espera demasiado para someterse a la cirugía de catarata, usted incrementa las posibilidades de complicaciones, como por ejemplo: la aparición de glaucoma. Inclusive, si la cirugía de catarata se prolonga demasiado, el cristalino opaco, duro y robusto se hace más difícil de extraer.

  9. Visión doble o Imágenes “Fantasma”. Si usted se queja de visión doble, debe documentar la información adecuada, ya que puede ser la expresión inicial de una grave enfermedad. Es importante notificarle a su oftalmólogo la fecha de aparición, si es mono ocular o binocular, si es permanente o intermitente, o si se acentúa en algunas horas del día. Puede estar causada por opacidades cristalinianas, subluxación del cristalino, desplazamiento del lente intraocular, desprendimiento de la retina o histeria. También puede tener un origen neurológico con compromiso de pares craneales, o sugerir enfermedades inflamatorias del colágeno como la miastenia gravis. Si usted experimenta visión doble súbita, consulte a su oftalmólogo inmediatamente.

  10. Ardor o sensación de irritación, dolor en la superficie ocular y lagrimeo. Estos signos y síntomas son más comúnmente producidos por el Síndrome de Ojo Seco. Mujeres quienes han pasado por la menopausia y presentan disminución de la hormona andrógena debido a la edad, son más propensas a sufrir del Síndrome de Ojo Seco. Algunos de estos síntomas pueden ser tan severos en edades avanzadas, que los ojos pierden la capacidad de sentirse aliviados con lágrimas artificiales corrientes. Es necesario consultar a su oftalmólogo de confianza para obtener una prescripción de medicamentos especializados.

También puede disminuir el riesgo de desarrollar serios problemas oculares manteniendo un estilo de vida saludable y asistiendo regularmente a su oftalmólogo de confianza. La ingesta de suplementos vitamínicos para los ojos y una buena nutrición también reducen el riesgo de desarrollar algunos problemas visuales.