¿Cómo se toma la presión intraocular?

Durante el examen rutinario con su oftalmólogo, usted debe hacerse medir la presión intraocular a través del tonómetro. La tonometría consiste en obtener la medida indirecta de la presión intraocular, lo que equivale a la fuerza que ejercen los líquidos contenidos en el interior del globo ocular (humor vítreo y humor acuoso) sobre las estructuras firmes del mismo.

En función del tipo de tonómetro utilizado, la tonometría se clasifica en:

  • Tonometría por aplanamiento o Goldmann: consiste en la medida indirecta de la presión intraocular mediante el empleo de un tonómetro colocado en una lámpara de hendidura. Es le método más comúnmente utilizado.

  • Tonometría de rebote: consiste en la medida indirecta de la presión intraocular mediante la emisión de una sonda metálica microscópica dirigida contra la cornea; la medida de la velocidad a la cual la sonda se detiene al chocar contra la superficie corneal nos dará el valor de la presión intraocular.

  • Tonometría de no contacto o tonometría pneumática: consiste en dirigir una pequeña corriente de aire hacia la córnea con el fin de conseguir aplanarla, la medida de la presión de aire necesaria para aplanar la superficie de la córnea nos dará el valor de la presión intraocular.

  • Otras: tonometría de fosfenos, tonometría palpebral, tonopen XL (menos utilizadas)

En la tonometría de aplanamiento, el oftalmólogo instila una gota anestésica en cada ojo y utiliza colorante de fluoresceina durante el estudio; el paciente permanece sentado sin moverse en una habitación semioscura apoyado sobre la lámpara de hendidura, deberá evitar pestañear y seguir las instrucciones mientras el médico realiza la medición.

Normalmente la presión intraocular (PIO) debe ser inferior a 21 mmHg (milímetros de mercurio). Si su PIO es mayor a 30mmHg, su riesgo de sufrir glaucoma es 40 veces superior a la de una persona con una PIO de 15mmHg o menor.

 

Exámenes rutinarios en glaucoma

Si usted tiene glaucoma o sospecha de glaucoma debe saber que existen exámenes de imagen y medición que deben ser tomados con cierta periodicidad para registrar el progreso o estabilidad del daño glaucomatoso, entre ellos la campimetría, el Heidelberg Retinal Tomography (HRT) y el Optical Coherence Tomography (OCT).

La campimetría es el estudio del campo visual y la detección de sus defectos (escotomas o zonas de pérdida parcial o total de visión) mediante el empleo de un campímetro. El campo visual se define como al espacio en el que un objeto puede ser visto mientras la mirada del paciente permanece fija hacia el frente.

Existen diferentes formas de estudio del campo visual. En función de la técnica, del campímetro utilizado y de la información que se obtenga a partir de ellos, la campimetría se puede clasificar en:

  • Campimetría cualitativa: entre ellas, la más utilizada es la campimetría de confrontación: técnica básica y sencilla realizada por el propio oftalmólogo sin necesidad del uso de un campímetro para su realización, y que únicamente nos aporta información somera sobre si existe o no un defecto en el campo visual.

  • Campimetría cuantitativa: se trata de técnicas más complejas que requieren del empleo de un campímetro para su realización, entre ellas, las más utilizadas son la campimetría de Goldman o dinámica (en la que el campímetro emite estímulos lumínicos móviles de igual intensidad), y la campimetría computarizada o estática (en la que el campímetro emite estímulos lumínicos estáticos de diferentes intensidades y localizaciones); en función del número y localización de los estímulos lumínicos reconocidos o no por el paciente, se dibujan mapas de visión que permiten identificar áreas no percibidas (escotomas) y conocer con exactitud el tamaño, localización y profundidad del escotoma.

  • En la campimetría por confrontación el paciente permanece sentado frente al examinador. Se examinarán los dos ojos de forma independiente para lo cual el paciente deberá cerrar uno de sus ojos y mirar fijamente al ojo contrario de su examinador mientras se le pide que indique cuando ve y/o cuando deja de ver un objeto (bolígrafo, dedo del examinador…) que se irá desplazando a lo largo del campo visual del ojo examinado. Posteriormente se repetirá la misma maniobra con el ojo contralateral.

  • En la campimetría de Goldman el paciente permanece sentado situado frente al campímetro. Se examinarán los dos ojos de forma independiente para lo cual el paciente deberá cerrar uno de sus ojos mientras que el examinador le pedirá que le indique cuándo ve y cuándo deja de ver un haz luminoso que se irá desplazando a lo largo del campo visual del ojo estudiado. Posteriormente se repetirá la misma maniobra con el ojo contralateral.

  • En la campimetría computarizada el paciente permanece sentado frente al campímetro. Se examinarán los dos ojos de forma independiente para lo cual el paciente deberá cerrar uno de sus ojos mientras que el examinador le pedirá que le indique cuándo ve un haz luminoso intermitente y de distintas intensidades que irá apareciendo en distintas zonas del campo visual del ojo estudiado. Posteriormente se repetirá la misma maniobra con el ojo contralateral.